22.06.2016
Invitados: Branislav Marelic, presidente de la Corporación Fundamental, Centro para la Justicia y los DDHH y consejero electo del Instituto Nacional de Derechos Humanos, y Nancy Nicholls, profesora de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Ph.D en Sociología de la Universidad de Essex, Reino Unido

El Centro de Estudios de Historia Política (CEHIP) de la Escuela de Gobierno organizó este martes 21 de junio la segunda sesión del Seminario de Historia Política que tuvo como ejes centrales de conversación los derechos humanos, la represión, los archivos y la historiografía.

Al encuentro realizado en la sede Presidente Errázuriz de la UAI, asistieron como invitados Branislav Marelic, presidente de la Corporación Fundamental, Centro para la Justicia y los DDHH y consejero electo del Instituto Nacional de Derechos Humanos, y Nancy Nicholls, profesora de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Ph.D en Sociología de la Universidad de Essex, Reino Unido.

 

Ambos expusieron, desde distintas miradas profesionales, cómo aproximarse a la resolución de problemas que se presentan al momento de escudriñar archivos sobre violaciones a los derechos humanos y sobre el derecho a la verdad.

Tras exponer cómo el Estado de Chile puede cumplir con las obligaciones suscritas en diversas fuentes jurídicas respecto a la investigación de los hechos en esta materia, Branislav Marelic sostuvo “en Chile tenemos una experiencia reciente en trasparencia. La ley de acceso a la información pública también sirve para la investigación histórica pero cuando hablamos de represión, el Estado los resguarda, es ahí entonces cuando hablamos del Derecho a la verdad”.

 

Sobre esto, Marelic comentó que se habla del Derecho a la verdad como una necesidad que nace en 1970 de saber las circunstancias de las ejecuciones y torturas y de las estructuras institucionales que las permitieron. Agregó además que se puede abordar desde dos dimensiones; individuales y colectivas, coexistiendo las categorías de judicial y no judicial en cada una.

Bajo esta línea, hizo énfasis en el rol que le cabe a la autoridad en la materia, “¿cómo el Estado puede cumplir con el derecho a la verdad en las categorías “no judiciales”? Dando acceso a archivos y lugares físicos, acceso a los archivos de las comisiones de verdad (Rettig y Valech), la creación de una ley de acceso colectivo y conservación de archivos e impedir la destrucción de archivos; la ley de transparencia no es suficiente”. Y finalizó, “esto es importante porque el derecho a la verdad en su faceta social permite conocer y reforzar aspectos para que esto no vuelva a ocurrir”.

Nancy Nicholls por su parte, expuso sobre la relevancia que tienen los archivos testimoniales y el uso que tienen para la historiografía, “vivimos en la era del testigo, es el dispositivo por excelencia para dar cuenta del pasado; lo interesante es que dan cuenta del ambiente, del miedo y de las emociones”.

 

Más tarde, luego de citar dos testimonios que explicaron este alcance, ahondó en la importancia de no confiar el trabajo en su totalidad en estas versiones, “el exceso de testimonios puede producir un problema: la inacción de los investigadores”, concluyendo, “las cosas no son tan sencillas ni fáciles de delimitar”.

Andrés Estefane, académico de la Escuela de Gobierno y coordinador de la actividad junto a Susana Gazmuri, hizo énfasis en el rol que cumple este tipo de seminarios para los historiadores, “visibilizamos el trabajo de académicos e investigadores que participen de proyectos que nos parecen relevantes. Éste en particular nos aproximó a la forma en que un profesional del Derecho indaga en el pasado y a la sofisticada metodología de una historiadora que ocupa fuentes no muy visitadas por los investigadores del campo. En esa línea, logramos conocer la caja de herramientas de dos profesionales que desde frentes distintos contribuyen al conocimiento de un mismo problema”.

 

El CEHIP pretende realizar dos seminarios más sobre historia política en agosto y octubre de este año.