07.09.2017
Doctora en Humanidades, Mariana Perry, expuso sobre su relevancia para la política chilena.

El pasado martes 29 de agosto el Centro de Estudios de Historia Política (CEHIP) de la Escuela de Gobierno, organizó la tercera sesión del Seminario de Historia Política que tuvo como eje central de conversación la transferencia política en el exilio chilenos en los Países Bajos.

 

El encuentro se realizó en la sede Presidente Errázuriz de la UAI, asistió como expositora Mariana Perry, Doctora en Humanidades de la Universidad de Leiden.

 

La presentación tuvo como objetivo aportar a la reflexión académica sobre la relevancia del exilio en Europa para la renovación política en la izquierda chilena y su consecuencia en para la transición para la democracia en Chile.

 

Después del plebiscito de 1980, los líderes políticos en el exilio comienzan a tomar conciencia de la consolidación del régimen militar y los cambios que estaba ejerciendo sobre la sociedad chilena, Mariana Perry comentó que “las personas en el exilio entendieron que el retorno a Chile no sería tan pronto y llevó a un mayor involucramiento de los líderes políticos con las instituciones de los países de recepción”.

 

En este contexto, existió un apoyo especialmente de los Países Bajos en apoyar a los exiliados políticos chilenos, deslegitimar el régimen militar y financiar un centro político para apoyar el retorno a la democracia en el país. Es así como nace el Instituto para el Nuevo Chile (INC). Perry comentó que, “el INC, fundado en Rotterdam el año 1977, es un caso estudio interesante para comprender cómo se desarrolla la transferencia de las prácticas e ideas políticas que afectaron la renovación socialistas de los políticos en el exilio”. Así como también, “este Instituto fue una plataforma importante de conexión con Chile y un lugar de encuentros entre los exiliados”.

 

La expositora también aclaró que el momento político europeo entre las décadas 70 y 80 ejercieron una influencia en los exiliados chilenos y que fue importada a Chile a través del Instituto.

 

El centro se instala en Chile el año 1984 con la idea de mantener la autonomía intelectual durante la dictadura y reeducar el concepto de democracia en el país. La presentadora recalcó que “las actividades se centraron en lograr avanzar hacia la unidad de toda la oposición y lograr un acuerdo nacional que derivó en el origen de la Concertación de Partidos por la Democracia”.